Los masajes son una buena terapia para relajarse y liberar el estrés. Pero un nuevo estudio publicado en el Journal of Alternative and Complementary Medicine ha revelado por primera vez que los masajes proveen además beneficios para el sistema inmunológico.

El Dr. Mark Rapaport y su grupo de investigadores del Cedars-Sinai Medical Center de Los Angeles, California evaluó 53 personas, 29 de ellas recibieron un masaje sueco por 45 minutos –uno de los masajes más comunes en los Estados Unidos. Los otros 24 recibieron un masaje más suave. Los investigadores entonces, tomaron muestras de sangre en intervalos antes y después de los masajes y descubrieron que los que recibieron el masaje sueco experimentaron un cambio significativo y positivo en la composición sanguínea.

Además de experimentar un aumento significativo de linfocitos, las células que ayudan al cuerpo a combatir y prevenir enfermedades, los que recibieron el masaje sueco experimentaron niveles más bajos de cortisol. Recordemos que el cortisol es la hormona que las glándulas adrenales segregan en respuesta al estrés. Los que recibieron el masaje sueco experimentaron además un deceso en la hormona que regula los estados de agresividad.

Este estudio nos indica que el masaje no solamente se siente bien pero puede ser muy bueno para mejorar la respuesta inmunológica del que lo recibe.

 

 

Redes Sociales